Premio Carlos Cano


GRANADA ABIERTA LLEVA 21 AÑOS PREMIANDO EL DIALOGO INTERCULTURAL
 
Nuestro premio lleva el nombre de Carlos Cano, uno de los fundadores de Granada Abierta, que nos transmitió los valores de la tolerancia y la solidaridad, a través de sus canciones.
 


Premio Carlos Cano 2016 para la Plataforma Pobreza Cero de Granada por su trabajo en defensa de las víctimas de la crisis económica, provocada por gobiernos corruptos y especuladores
 
Amaranta Cano Sánchez, hija de Carlos Cano
Otro año más que se celebra la entrega del Premio Carlos Cano, que esta vez ha ido dirigido a la Plataforma Pobreza Cero Granada por su labor solidaria con las víctimas de la crisis económica “provocada por gobiernos corruptos y especuladores”.
Gracias al esfuerzo de la Plataforma Granada Abierta por mantener vivo este premio al respeto, la tolerancia, la solidaridad y la dignidad...
 
Enlace del vídeo


Granada Abierta, en colaboración con la Fundación Euroárabe, ha concedido el Premio Carlos Cano 2016 a la Plataforma Pobreza Cero de Granada por su labor solidaria con las víctimas de la crisis económica provocada por gobiernos corruptos y especuladores. El acto ha contado con la presencia de Alicia Sánchez, viuda de Carlos Cano, y ha finalizado con el concierto de Juan Trova y María Martín que han interpretado las canciones más emotivas y populares del cantautor granadino. Ángeles Sánchez hizo la semblanza de Pobreza Cero durante la entrega del premio, que fue recogido por Inés Barrio y José Márquez.

Granada Abierta lleva veinte años premiando a las personas o colectivos que destacan en la tarea de promover la tolerancia, la convivencia, la defensa de los excluidos y la solidaridad entre los pueblos, como nos transmite Carlos Cano a través de sus canciones. Por este motivo, han valorado positivamente el trabajo que realiza la Plataforma Pobreza Cero ya que ha denunciado en repetidas ocasiones que la causa principal de la pobreza y la desigualdad es un sistema económico que permite que el 1% de la población del mundo acumule la mitad de la riqueza, al mismo tiempo que 702 millones de personas viven con menos de 1,60 € al día.

“Si nos centramos en Andalucía, según el índice AROPE, el 43% de la población de Andalucía está en riesgo de pobreza y exclusión social, quince puntos más que la tasa nacional, donde 1.075.000 andaluces vive en pobreza extrema, sobreviviendo con ingresos inferiores a 332€ mensuales. Andalucía ha registrado el 31% de las ejecuciones hipotecarias en el estado español”, afirman desde Pobreza Cero, destacando que “hay una buena noticia ya que es posible revertir esta tendencia como los ejemplos de éxito en América Latina gracias a medidas que se están aplicando como una fiscalidad progresiva, servicios públicos de calidad o garantizar el empleo digno”.

Durante el acto en la sede de la Fundación Euroárabe, Pobreza Cero ha vuelto a animar a dar voz a los desfavorecidos de la tierra como en su día supo dársela Carlos Cano a través de sus canciones, transmitiendo los valores de la tolerancia y solidaridad. Paco Vigueras, Coordinador de Granada Abierta, presidió el acto donde hubo representantes de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), la concejala Lorena Rodríguez del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada, el Secretario General de CCOO Ricardo Flores, representantes del Sindicato de Periodistas de Andalucía, etc.


La Coordinadora Granadina de ONGs de Desarrollo (CONGRA) es la entidad que lleva a cabo las actividades en Granada que propone Pobreza Cero a nivel estatal y anoche estuvo su junta directiva al completo arropando a su flamante presidenta Inés Barrio de Oxfam Intermón en la entrega del premio. Así, Carlos Moreno de ASPA, María Azorín de ASAD, Noelia Vieito de Ascua, José Marquez de Entreculturas, Jaime Pérez de Proclade Bética y Antonio Tejada de La Ciudad Accesible / Granada Accesible, celebraron este reconocimiento “por la consecución real de una Granada más igualitaria para todas las personas”.


Carlos Cano premia a la Plataforma Pobreza Cero

Francisco Vigueras
Coordinador de Granada Abierta

En diciembre lo teníamos en casa, después de llevar la voz de Andalucía por el mundo. Ofrecía el último concierto de la temporada a su gente, en su Granada. Nos despedíamos del año con sus coplas, murgas y tangos. Hasta que un día, la ciudad que vio nacer al greñúo del Realejo, también lloró su muerte. Han pasado 16 años desde que perdimos a Carlos Cano. María la portuguesa le cantó un fado al oído, en un intento desesperado de salvarle la vida, pero su corazón dejó de latir el 19 de diciembre del año 2000, a las cinco de la madrugada.

Recuerdo que miles de granadinos acompañamos a Carlos en el último viaje a la colina de la Alhambra, donde encontró la tristeza del rey Boabdil. Carlos fue el último rey moro de Granada que se marchó cantando “y yo tan campante, en mi elefante, con mi chilaba y mi turbante”.  Dimos el último adiós a un trovador solidario, que nos dejó para el recuerdo la murga de los currelantes, el tango de las madres locas, el grito desgarrador por la muerte de Lucrecia Pérez y la bella canción infantil “Así cantan los niños cubanos” en homenaje a la dignidad y a la resistencia del pueblo de Cuba, frente al bloqueo impuesto por Estados Unidos. Ultimo adiós a un andaluz que cantó a la verdiblanca, a la tolerancia y al mestizaje. Sus canciones son como una hoguera en la que pueden calentarse mestizos y mulatos, gitanos, moriscos y zambos. Es decir, los excluidos. 

Pero Carlos sigue vivo, entre nosotros, a través de sus canciones. “Abril para vivir” florece todas las primaveras en un festival de jóvenes cantautores, dirigido por Juan Trova, que se celebra en las calles y plazas de Granada. Y nosotros, compañeros y amigos de Carlos, hemos creado un premio que lleva su nombre, con el apoyo de Alicia Amaranta y Paloma, familia del cantautor granadino, y de muchos admiradores que vienen incluso de Bilbao, Madrid o Valencia. La Granada Abierta de Carlos Cano nos recuerda su compromiso con la justicia y los derechos humanos.

Carlos Cano lleva ya 16 años premiando la solidaridad y el diálogo intercultural. Los Escolapios fueron los primeros en recibir su Granada Abierta por restaurar un Corán del siglo XV que se salvó de la quema de libros en Plaza de Bib-Rambla. En años sucesivos, obtuvieron el galardón la Casa-Museo de García Lorca en Fuente Vaqueros, por considerar a Federico como el poeta del mestizaje; el escritor Felipe Romero, por contribuir con su obra literaria a recuperar la Granada de las Tres Culturas, o Carmen Sarmiento, por su periodismo comprometido con los marginados.

También lo han recibido nombres de prestigio social y sólidos principios éticos como José Chamizo, ex Defensor del Pueblo Andaluz; Federico Mayor Zaragoza, por su aportación al diálogo entre civilizaciones; Ada Colau por su lucha contra los desahucios; Carmen y Carlos por defender los derechos de los “currelantes”, como decía Carlos Cano.

Y completan la lista de galardonados, en ediciones anteriores, asociaciones como Granada Acoge, por su labor solidaria con los inmigrantes; Promoción Gitana, que representa a esa comunidad perseguida desde los tiempos de los Reyes Católicos; el proyecto educativo Lengua árabe y su Cultura en la Enseñanza Secundaria de la Universidad de Granada; Vacaciones en Paz para los niños saharauis; Rumbo a Gaza contra la ocupación de Palestina por el régimen de Israel o Médicos sin Fronteras, los héroes de bata blanca que actúan en zonas de conflicto. 

Y este año, la Granada Abierta de Carlos Cano ha premiado a la Plataforma Pobreza Cero por su labor solidaria con las víctimas de la crisis económica, una crisis provocada por gobiernos corruptos y especuladores. Precisamente, este premio nos recuerda la canción del Salustiano, en la que Carlos decía: “No creo que el sombrero les toque en la tómbola a esos gachos trajeados que no valen na, que lo roban y lo roban, con cuatro palabritas finas lo roban.


Con este premio, además, mantenemos vivo el compromiso ético de Carlos Cano que ha creado escuela en una nueva generación de cantautores, como Juan Trova, María Martín o Raúl Alcover, que continúan interpretando sus canciones más emotivas y populares. Estamos convencidos de que Carlos estaría muy orgulloso de este premio. José Saramago dijo en cierta ocasión: “Carlos Cano no quiso hacer otra cosa, en toda su vida, que cantar el ser que era. Esa es la razón por la que su presencia continuará viva en la memoria de Granada”.


De Izquierda a derecha: José Márquez e Inés Barrio (Pobreza Cero Granada) reciben el Premio Carlos Cano 2016 de Alicia Sánchez, viuda del cantautor granadino, en nombre de Granada Abierta.


De izquierda a derecha, Paco Vigueras, Inés Barrio y Ángeles Sánchez

Pobreza Cero trabaja para hacer visibles las injusticias y desigualdades que provoca la pobreza

Ángeles Sánchez
Portavoz de Granada Abierta

Como hemos visto Granada Abierta lleva 20 años premiando a las personas o colectivos que destacan en la tarea de promover la conciencia, la defensa de los excluidos y la solidaridad entre los pueblos, como el legado que nos dejó Carlos Cano a través de sus canciones.


Por ello, este año Granada Abierta decide otorgar el Premio Carlos Cano a la Plataforma
Pobreza Cero de Granada por su labor encomiable en nuestra ciudad. Esto es así porque desde Granada Abierta se apoya de manera directa y activa a todas estas organizaciones que hacen de su día a día una lucha por cambiar un sistema que provoca desigualdades sociales e injusticias a todos los niveles, social, económico,sanitario, educativo, etc.

Pobreza Cero es un movimiento estatal que pretende implicar a todas las organizaciones
de la sociedad civil en la lucha contra las causas de la pobreza y de la desigualdad de una forma urgente, definitiva y eficaz.

A nivel local esta Plataforma está compuesta por un amplio conglomerado de asociaciones con un magnífico capital humano y con una especial sensibilización vinculado a la erradicación de la pobreza y de hacer visible aquellas causas que muchos se empeñan en que sean invisibles. Algunas de estas asociaciones son ASPA, Entreculturas, etc.


Pobreza cero desarrolla una campaña que mueve a la participación de decenas de organizaciones sociales y tiene como objetivos principales

 sensibilizar a la sociedad sobre las causas y las consecuencias de la pobreza

 realizar incidencia política.

 Visibilizar las injusticias y desigualdades que provocan la pobreza.

Todo esto fundamenta la motivación real de estas organizaciones, ya que, para ellos existen soluciones reales y factibles para la erradicación de la pobreza y la desigualdad.

Soluciones basadas en la defensa y preservación Derechos fundamentales y la justicia social que frenen el incremento de la pobreza y el deterioro medioambiental en cualquier lugar del planeta.

Algunas de estas propuestas son:

 Políticas coherentes con la defensa de los derechos humanos y la protección
medioambiental en todo el planeta.

 Rechazo a los tratados comerciales como el CETA, el TiSA, o el TTIP.

 Justicia Fiscal a través de políticas tributarias justas, progresivas y suficientes.


Así que sin más preámbulos demos un fuerte y caluroso aplauso a Inés Barrio y José Márquez representantes de la Plataforma Pobreza Cero en Granada.


José Márquez, Paco Vigueras e Ines Barrio

La pobreza en Andalucía y en nuestra Granada, en particular, es bochornosa

José Márquez
Portavoz de la Plataforma Pobreza Cero-Granada

Vivimos en una ciudad que dicen que es la más bonita de España. Es posible que así sea, nuestra Gran Vía tiene farolas de diseño; nuestra Puerta Real, losetas de mármol, y nuestro Palacio de Congresos piedras de Guatemala. No nos falta de na. El salón está precioso para recibir a las visitas, pero ¡como entremos en la cocina y en los dormitorios! Eso puede ser otra cosa.


Yo he oído decir que de cada tres niños y niñas andaluzas, una vive en la pobreza: ¿Sabéis lo que eso significa? ¿Sabéis lo que se esconde detrás de esas estadísticas? Nada más y nada menos que a un niño o a una niña de carne y hueso; una niña que el año que viene tendrá un 70% de posibilidades de fracasar en la escuela, esconden a una niña que no es bonita, que está sucia, que se le caen los mocos, que no es rubia, ni tiene los ojos azules, ni viste bonito, ni habla fino, Pero si miráis a vuestro alrededor ¿dónde está esa niña que no se ve? ¡Nadie la ve!

Sencillamente, la tienen escondida para que no afee nuestra linda ciudad. Para que no afecte a los sentimientos de los que tienen niños bonitos, porque algunos tienen un corazón muy sensible para ver eso y es mejor pensar que esa niña no existe. Así que nadie la ve, la tienen escondía, como escondemos la basura debajo de la alfombra antes de que lleguen las visitas. Ni vemos a esa niña, ni vemos a su hermano, ni a su madre, ni
a abuelo, ni a sus primos. Todos están escondidos. ¡No se vayan a asustar los turistas! No vaya que nos quiten el título de ciudad más bonita de Andalucía y perdamos ese orgullo granadino.

Pero en la Plataforma Pobreza Cero nos hemos empeñado en hablarle a la gente de ese niño y de esa niña escondida. De levantar las alfombras y correr los sillones ¡para que se vea la mierda! Nos hemos empeñado en enseñar los problemas de esa niña, que es mucho más que una estadística, de esa niña y de todos los niños del mundo, porque humanidad no hay más que una. Nos hemos empeñado en que sus problemas y los problemas de los refugiados, y de los inmigrantes, y de todo aquel que afea nuestras calles, sean la prioridad absoluta de todas nuestras políticas.

Que nuestros políticos se enteren que no queremos farolas nuevas, sino gentes con casa, que no queremos losetas de mármol, sino escuelas llenas de ilusiones, que no queremos piedras de Guatemala, sino casas calentitas en invierno, que no queremos fiestas sin refugiados ni inmigrantes sin techo.

Nos hemos empeñado en que las personas se enteren , aunque les moleste a algunas; que los turistas se enteren; sí, los turistas también, que se enteren de una vez que esa niña existe, y que ese niña no desayuna, que almuerza bien cuando hay escuela y, cuando no, lo que caiga; que cena lo que hay, y a veces su madre la manda a la cama -¡castiga sin cenar!- Siempre hay motivos para castigar a una niña, pero la verdad es que esa madre no tiene nada que darle y le da vergüenza ¿Sabéis por qué?

Porque esa madre, y ese padre, y ese niño y esa niña, pertenecen al millón de andaluces que viven en la extrema pobreza. ¿Y sabéis lo que es la extrema pobreza? Yo no lo sé muy bien, pero la extrema pobreza debe ser como un barrio, pero un barrio perdido, porque nadie lo ve, es como si no existiera. Es el barrio de los ignorados: ¡que no salgan! ¡Que no aparezcan! ¡Que nos ensucian la ciudad!

Pero lo malo es, que ese barrio, al que hemos bautizado como Barrio de la Extrema Pobreza, cada día es más grande, porque cada año que pasa su población aumenta en un 1%, y ya mismo, a este ritmo, para el 2022 van a vivir en ese barrio olvidado, ignorado, el de la Extrema Pobreza, la mitad de los andaluces.

Y lo malo, como si hubiera algo bueno, es que al lado de ese barrio, hay otro, algo mejor, algo más limpico y ordenado, el Barrio de los Pobres, a secas, sin extremo. Pero en ese barrio la gente también tiene su casa fría, y bendito es el que la tiene, que algunos no tienen casa ni fría ni caliente; la gente no puede arreglar la tele que se estropeó porque no hay dinero para gastos imprevistos, es un barrio donde la mitad de sus menores de edad están a punto de mudarse al otro barrio, al vecino, al de la Extrema Pobreza.

Sí, la mitad de los andaluces menores de edad están a punto de mudarse al otro, al barrio de los que nada tienen que perder porque nada tienen.Tened cuidado, que a lo mejor más de uno de los que estamos aquí terminamos en ese barrio. No, no en el de las farolas de diseño, ni las losetas de mármol; no, al de las farolas rotas y los suelos de cemento, porque el presupuesto del Ayuntamiento se terminó en la Gran Vía.

Porque aquí, lo que falta, es voluntad política para acabar con la pobreza. Nunca hubo tantos recursos en el mundo, pero sencillamente no se quiere, no es una prioridad ¡si mucho ni votan! ¡Si sus voces no se escuchan! ¡Si no tienen capacidad de incidencia! ¡Si no molestan mientras están escondidos en su barrio!

Ahora, en nuestra ciudad, tenemos un ejemplo de esto ¿Dónde están los presupuestos municipales? Los unos por los otros, la casa sin barrer. ¡Que si yo no te apoyo si sigue Cuenca! ¡Que si yo con Podemos no voy a ningún lado! ¡Que si el populismo! ¡Que si ése me mira mal! ¡Que si ése me mira bien! ¿Pero no firmaron todos que combatir la pobreza, sus causas y consecuencias, iba a ser la prioridad absoluta? ¿No será que es mejor dejar las cosas como están y seguir poniendo farolas y escondiendo a la gente que este mismo sistema ha empobrecido y excluido? Vamos, ¡Queremos presupuestos YA!

Y otra cosa que no llegamos a entender es ¿por qué en nuestra Andalucía hay un 13% más de personas empobrecidas que en el resto de España? A ver ¿por qué? ¿Por qué nuestros niños y niñas fracasan un 5% más que en el resto? ¿Por qué hay un 9% más de paraos? ¿Por qué desde el 2009, se mudaron al barrio de nuestra niña, el de la Extrema Pobreza, 600.000 andaluces más? ¿Por qué, si vivimos en un mismo país, si tenemos el mismo rey y el mismo presidente de gobierno? ¿Por qué? ¿Por qué?

Andalucía,
la que divierte
gravao a fuego lleva un puñal
de yunques viejos que la dirigen
y le enseñaron sólo a rezar.




De izquierda a derecha: Adrián González, Paco Vigueras, Alicia Sánchez, José Márquez, Ángeles Sánchez e Inés Barrio.


Concierto de Juan Trova, cantando las canciones más emotivas y propulares de Carlos Cano. 


María Martín y Juan Trova, cantando la Verde, blanca y verde, una de las canciones más populares de Carlos Cano.


Premio Carlos Cano 2015 para Médicos sin Fronteras por su labor solidaria con los refugiados que huyen del hambre y las guerras.



José Antonio Bastos, presidente de Médicos sin Fronteras, no pudo asistir al acto de entrega, pero agradeció desde Barcelona a Granada Abierta el premio recibido.


Premio Carlos Cano 2014 para Carmen y Carlos, los "currelantes" como diría Carlos, que fueron victimas de la represión policial por participar en un piquete informativo durante la huelga del 29 M. 

El cantautor Juan Trova, director del Festival de música de autor
Abril para Vivir, interpretando canciones de Carlos Cano durante el acto de entrega del premio en 2014.




Premio Carlos Cano 2013 para Ada Colau, presidenta de la Asociación de Afectados por las Hipotecas, y Placa Homenaje para Cipi, portavoz de Stop-Desahucios Granada, por su valentía para defender el derecho a una vivienda digna.


Premio Carlos Cano 2012 para la Plataforma por la Biblioteca de Las Palomas, en el barrio del Zadín (Granada), por su capacidad de lucha para defender la cultura popular. 


Premio Carlos Cano 2011 para los promotores de la campaña Rumbo a Gaza por su solidaridad con esta ciudad palestina que sufre un bloqueo ilegal por parte del régimen israelí.


Premio Carlos Cano 2010 para el programa Vacaciones en Paz en solidaridad con los niños saharauis. Miles de pequeños son acogidos por familias andaluzas durante el verano para escapar de las altas temperaturas del desierto y recibir atención sanitaria.


Premio Carlos Cano 2009 para el periodista Juan José Téllez, director del programa Andalucía sin Fronteras de Canal Sur Radio, por fomentar la integración de los inmigrantes y promover el diálogo intercultural. 


Premio Carlos Cano 2008 para el proyecto "Lengua árabe y su cultura en la ESO" de la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada, por favorecer el diálogo entre las dos orillas del Mediterráneo.


Premio Carlos Cano 2007 para Mujeres de Negro, red internacional de carácter solidario, que lucha para superar los conflictos y las guerras, a través de iniciativas encaminadas a la reconciliación y la paz.  


Premio Carlos Cano 2006 a Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex director general de la UNESCO por su compromiso con la Alianza de Civilizaciones.


Premio Carlos Cano 2005 para la asociación marroquí Chábakka por su labor solidaria con los inmigrantes subsaharianos, perseguidos por la policía cuando intentan cruzar las alambradas de Melilla. 


Premio Carlos Cano 2004 para José Chamizo, Defensor del Pueblo Andaluz, por su incansable lucha a favor de los marginados y por la integración de los inmigrantes.


Premio Carlos Cano 2003 para el diplomático Fernando Valderrama por su defensa de la legalidad internacional.  Valderrama dimitió de su cargo en Bagdad como gesto de protesta contra el gobierno de Aznar que intervino en la guerra ilegal de Irak, junto con Estados Unidos y Gran Bretaña.


Premio Carlos Cano 2002 para Cruz Roja del Mar en Tarifa por su labor solidaria para socorrer a los inmigrantes que se juegan la vida cuando intentan cruzar en patera el Estrecho de Gibraltar.

Premio Carlos Cano 2001 para la periodista Carmen Sarmiento por hacer un periodismo comprometido con el que denuncia la opresión política, económica, sexual y religiosa que sufren numerosas mujeres en todo el mundo. 


Premio Carlos Cano 1999 a Granada Acoge por su intensa actividad en solidaridad con los inmigrantes. El propio Carlos entregó este galardón a un grupo de hijos de inmigrantes.


Premio Carlos Cano 1998 para el escritor Felipe Romero que supo captar en sus novelas históricas, como El mercader de sedas o El mar de bronce, el alma de Granada, la ciudad de las tres culturas.
Recogió el galardón Maripi Morales, viuda de Felipe Romero.

Premio Carlos Cano 1997 para la Casa Museo de García Lorca en Fuente Vaqueros (Granada). El investigador lorquiano, Ian Gibson, entregó el galardón a su director, Juan de Loxa, por difundir el legado de Lorca, el poeta del mestizaje. 


Premio Carlos Cano 1996 para los Padres Escolapios por su gesto de reconciliación y tolerancia hacia la religión islámica. Los Escolapios procedieron a restaurar un Corán, que se había salvado de la quema de libros ordenada por Cisneros en 1499.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario